¿Por qué callar? Si nací gritando

“La vida y sus mientras tanto”

No siempre se cumplen mis sueños, a veces la realidad me cuenta otro cuento.

No siempre concreto mis planes, a veces los obstáculos me obligan a improvisar en el momento.

No siempre consigo lo que quiero, en más de una ocasión es lo que puedo.

Sin embargo, jamás abandono mis sueños, insisto en concretar mis planes y voy detrás de lo que quiero.

A veces en el camino me frustro, me angustio o me caigo.

Pero cuando atravieso esos momentos, que a veces son breves y otros más largos, los tomo como lo que son, un “mientras tanto”.

Porque vivir también se trata de eso, de transitar, lo bueno y lo malo con sus mientras tanto.

“Contemplaciones”

Grandes placeres que me da la fotografía es conocer y/o formar parte de historias familiares. Esta es una de ellas, Lucrecia y familia en una lucha constante por la accesibilidad y justicia.

Lo que tendría que haber sido la historia hermosa del nacimiento de Juli pasó a ser una sentencia de “quietud física” para Lucre, una mala praxis fue dejando que los pasos sean mas lentos que antes y hoy que los dolores sean más recurrentes cada día.

Aracnoiditis adhesiva crónica, una enfermedad que generaron a raíz de la errónea colocación de la anestecia y no uso de protocolos adecuados frente a tal situación, una mala praxis que generó la inflamación crónica de la capa aracnoides de las meninges, de la cual la aracnoiditis adhesiva es la forma más grave, caracterizada por dolor neurogénico debilitante e intratable de la espalda y las extremidades.
Hoy el apoyo familiar, la lucha constante por justicia, igualdad y accesibilidad junto con el Arte son la mejor manera de buscar el sentido a un “Mientras tanto” para toda la vida.

“Si en la clínica hubieran tenido un poco de humanidad, yo no estaría así”

Porque el error es algo que puede pasar, lo grave es que no sigan el procedimiento.